Pobre morra, todos se la están cargando…