@medicencomosea

No camino como Rihanna, pero se dar todo mi amor ocho días a la semana.

Rotate photo View full size
What Makes You Different (Capitulo 1 "Misery")

"One, two, three FOUR!".
La voz de Paul McCartney empezó a sonar por toda la habitación, pero yo no quería levantarme, estaba demasiado cansada como para ir a la escuela. A regaña dientes me quite las sábanas de encima y comence a alistarme para ir a la escuela. Deje el estéreo encendido, dejando que mi disco favorito "Please please me" de the beatles me envolviera en una atmósfera sesentera, la época a la que debi haber pertenecido.
Le di un beso al poster gigante de los cuatro de Liverpool que tenía pegado en mi puerta y fui a desayunar.
- Buenos días. - salude a mi madre y hermana.
- Hola Pam, siéntate para desayunar. - me ordeno mi madre. 
Me senté en la mesa de la cocina mientras observaba como mi hermana de 13 años devoraba su cereal. En ese instante, en la pequeña television de la cocina empezó a sonar una melodía de la que ya estaba harta.
- Y ahora con ustedes, What Makes You Beautiful de One Direction. - anuncio el presentador del programa.
- Oh por Dios. - grito mi hermanita para levantarse de su asiento y ponerse en frente de la televisión. Por un momento pensé que lameria la pantalla.
- Michelle, quita esa porquería. - me queje.
- Ay hija, así te ponías tu cuando salía algo de los beatles en televisión, no seas así con tu hermana, se le pasará. - la defendió mi madre.
- Mamá, por cierto, - dije mientras tenía la boca llena de comida. - ¿podrías ir a recoger mis boletos para Paul McCartney hoy? El concierto es el sábado y no me perdería ver a un beatle en vivo, y vivo. - dije burlandome.
- Hija, eso ya lo hice. - dijo mientras sacaba un sobre pequeño de su bolso.
Grite tan fuerte que casi me quede sin voz.
- Gracias mamá, gracias. - la abrace y abri el tan adorado sobre.
Adentro del sobre estaba mi felicidad, dos boletos V.I.P. Para ver a uno de los cuatro beatles.
- No puedo creer que te los hayas ganado. - dijo Michelle con indiferencia. 
- Cuando canten tu cancion en el concierto te marcare. - le dije sin borrar la sonrisa de mi rostro.
- Sí, como digas. - dijo harta.
Mi hermana detestaba a los Beatles tanto como yo detestaba a su nueva banda favorita. Pero no la culpo. Nuestros padres eran fans de the beatles desde su infancia, y por lo tanto nos pusieron nombres que vienen en canciones de ellos. " Michelle" y " Polythene Pam". No entendía de que se quejaba, la cancion de su nombre hablaba de que Paul se había enamorado de una chica francesa, mientras que conmigo... Ni siquiera entendía bien lo que John Lennon quería decir conmigo.
En fin, terminamos de desayunar y mi madre y Michelle subieron al auto para llevar a mi pequeña hermana a la secundaria, mientras yo caminaba directo a la casa de Lisa.
Prefería caminar a usar auto, y Lisa compartía ese gusto conmigo. Ella era mi mejor amiga desde que nos conocimos en la secundaria. Le gustaban los beatles, no tanto como a mi, pero era la compañía perfecta para ir al concierto de Paul McCartney, y para ella era mi segundo boleto V.I.P. 
Toque el timbre de su casa cuando llegue y espere. Ella salió de inmediato, se quito los audifonos y me saludo.
- Hola, ¿Por que estas tan sonriente hoy? - me pregunto Lisa intrigada. Era imposible ocultarle la felicidad que me rodeaba.
Saque el sobre de mi mochila y se lo puse en las manos, en cuanto lo abrió empezó a gritar, tal como lo había hecho yo.
- ¡Iras a ver a Paul McCartney! - grito emocionada.
- Iremos. - la corregi. - Tu vendrás conmigo, y eso no esta a discusión.
- Pam, gracias. Muchas gracias, te amo. - Lisa me abrazo de tan emocionada que estaba.
- Basta, que llegaremos tarde a la escuela.
Empezamos a caminar para ir a la escuela, gracias a Dios no estaba tan lejos. En el camino hablamos de lo genial que lo pasaríamos el sábado. Era jueves y parecía que jamás llegaría el fin de semana.
Llegamos por fin a la escuela y entramos a nuestro salón de clases. Durante los últimos meses había sido una pesadilla para mi la escuela, musicalmente hablando. A la mayoría de las chicas, incluyendo a Lisa, les había dado por seguir a One Direction. Se estaba convirtiendo en una locura. 
En el salón nos encontramos con Denisse, Julieta y Alexa, las tres directioners del salón.
- Lisa, no te lo imaginas. - grito Julieta en cuanto vio entrar a mi amiga. - Los chicos darán una presentacion pequeña el próximo miércoles en el Old Jacks, debemos ir.
- Oh, eso es fabuloso, significa que tal vez ahora estén en la ciudad. - se emocionó Lisa. - debemos estar pendientes.
- Disculpen, ¿Los chicos? - interrumpi la platica.
- Oh bueno, tu sabes... - hablo Alexa. - One Direction.
- Oh, no me interesa. - respondí indiferente.
- Claro que te interesa por que iras conmigo. - dijo Lisa, casi sonando como orden.
- Pero...
- Pero nada, yo te acompañare a ver a McCartney, tu vendrás conmigo a ver a 1D.
En ese instante sonó el timbre, señal de que las clases habían comenzado. No tuve otra alternativa que aceptar, lo haría por mi mejor amiga.
La clase de historia se veía muy aburrida, el profesor empezó a divagar contando las historias de su juventud, así que decidi encender en shuffle de mi Ipod para distraerme, e inmediatamente apareció una cancion de the beatles que definia como me sentía por haberme visto obligada a asistir al concierto de esos perdedores.
"The world is treating me bad... Misery!"
El mundo no solo me estaba tratando mal, me invitaba a suicidarme. Pero iría a ver a Paul McCartney, nada podría opacar esa gran felicidad.

Views 104

785 days ago

What Makes You Different (Capitulo 1 "Misery")

"One, two, three FOUR!".
La voz de Paul McCartney empezó a sonar por toda la habitación, pero yo no quería levantarme, estaba demasiado cansada como para ir a la escuela. A regaña dientes me quite las sábanas de encima y comence a alistarme para ir a la escuela. Deje el estéreo encendido, dejando que mi disco favorito "Please please me" de the beatles me envolviera en una atmósfera sesentera, la época a la que debi haber pertenecido.
Le di un beso al poster gigante de los cuatro de Liverpool que tenía pegado en mi puerta y fui a desayunar.
- Buenos días. - salude a mi madre y hermana.
- Hola Pam, siéntate para desayunar. - me ordeno mi madre.
Me senté en la mesa de la cocina mientras observaba como mi hermana de 13 años devoraba su cereal. En ese instante, en la pequeña television de la cocina empezó a sonar una melodía de la que ya estaba harta.
- Y ahora con ustedes, What Makes You Beautiful de One Direction. - anuncio el presentador del programa.
- Oh por Dios. - grito mi hermanita para levantarse de su asiento y ponerse en frente de la televisión. Por un momento pensé que lameria la pantalla.
- Michelle, quita esa porquería. - me queje.
- Ay hija, así te ponías tu cuando salía algo de los beatles en televisión, no seas así con tu hermana, se le pasará. - la defendió mi madre.
- Mamá, por cierto, - dije mientras tenía la boca llena de comida. - ¿podrías ir a recoger mis boletos para Paul McCartney hoy? El concierto es el sábado y no me perdería ver a un beatle en vivo, y vivo. - dije burlandome.
- Hija, eso ya lo hice. - dijo mientras sacaba un sobre pequeño de su bolso.
Grite tan fuerte que casi me quede sin voz.
- Gracias mamá, gracias. - la abrace y abri el tan adorado sobre.
Adentro del sobre estaba mi felicidad, dos boletos V.I.P. Para ver a uno de los cuatro beatles.
- No puedo creer que te los hayas ganado. - dijo Michelle con indiferencia.
- Cuando canten tu cancion en el concierto te marcare. - le dije sin borrar la sonrisa de mi rostro.
- Sí, como digas. - dijo harta.
Mi hermana detestaba a los Beatles tanto como yo detestaba a su nueva banda favorita. Pero no la culpo. Nuestros padres eran fans de the beatles desde su infancia, y por lo tanto nos pusieron nombres que vienen en canciones de ellos. " Michelle" y " Polythene Pam". No entendía de que se quejaba, la cancion de su nombre hablaba de que Paul se había enamorado de una chica francesa, mientras que conmigo... Ni siquiera entendía bien lo que John Lennon quería decir conmigo.
En fin, terminamos de desayunar y mi madre y Michelle subieron al auto para llevar a mi pequeña hermana a la secundaria, mientras yo caminaba directo a la casa de Lisa.
Prefería caminar a usar auto, y Lisa compartía ese gusto conmigo. Ella era mi mejor amiga desde que nos conocimos en la secundaria. Le gustaban los beatles, no tanto como a mi, pero era la compañía perfecta para ir al concierto de Paul McCartney, y para ella era mi segundo boleto V.I.P.
Toque el timbre de su casa cuando llegue y espere. Ella salió de inmediato, se quito los audifonos y me saludo.
- Hola, ¿Por que estas tan sonriente hoy? - me pregunto Lisa intrigada. Era imposible ocultarle la felicidad que me rodeaba.
Saque el sobre de mi mochila y se lo puse en las manos, en cuanto lo abrió empezó a gritar, tal como lo había hecho yo.
- ¡Iras a ver a Paul McCartney! - grito emocionada.
- Iremos. - la corregi. - Tu vendrás conmigo, y eso no esta a discusión.
- Pam, gracias. Muchas gracias, te amo. - Lisa me abrazo de tan emocionada que estaba.
- Basta, que llegaremos tarde a la escuela.
Empezamos a caminar para ir a la escuela, gracias a Dios no estaba tan lejos. En el camino hablamos de lo genial que lo pasaríamos el sábado. Era jueves y parecía que jamás llegaría el fin de semana.
Llegamos por fin a la escuela y entramos a nuestro salón de clases. Durante los últimos meses había sido una pesadilla para mi la escuela, musicalmente hablando. A la mayoría de las chicas, incluyendo a Lisa, les había dado por seguir a One Direction. Se estaba convirtiendo en una locura.
En el salón nos encontramos con Denisse, Julieta y Alexa, las tres directioners del salón.
- Lisa, no te lo imaginas. - grito Julieta en cuanto vio entrar a mi amiga. - Los chicos darán una presentacion pequeña el próximo miércoles en el Old Jacks, debemos ir.
- Oh, eso es fabuloso, significa que tal vez ahora estén en la ciudad. - se emocionó Lisa. - debemos estar pendientes.
- Disculpen, ¿Los chicos? - interrumpi la platica.
- Oh bueno, tu sabes... - hablo Alexa. - One Direction.
- Oh, no me interesa. - respondí indiferente.
- Claro que te interesa por que iras conmigo. - dijo Lisa, casi sonando como orden.
- Pero...
- Pero nada, yo te acompañare a ver a McCartney, tu vendrás conmigo a ver a 1D.
En ese instante sonó el timbre, señal de que las clases habían comenzado. No tuve otra alternativa que aceptar, lo haría por mi mejor amiga.
La clase de historia se veía muy aburrida, el profesor empezó a divagar contando las historias de su juventud, así que decidi encender en shuffle de mi Ipod para distraerme, e inmediatamente apareció una cancion de the beatles que definia como me sentía por haberme visto obligada a asistir al concierto de esos perdedores.
"The world is treating me bad... Misery!"
El mundo no solo me estaba tratando mal, me invitaba a suicidarme. Pero iría a ver a Paul McCartney, nada podría opacar esa gran felicidad.

0 Comments

Realtime comments disabled